martes, 28 de octubre de 2014

Bárbara Rodríguez el nepotismo en Atizapán de Zaragoza


En Atizapán de Zaragoza las cosas siguen mal en esta administración panista encabezada por Pedro Rodríguez Villegas, hay más asaltos – pese a que se le han entregado mapas que han elaborado los mismos atizapenses de diversas colonias, acerca de la delincuencia cerca de sus hogares-, hay más corrupción y actos de abuso de autoridad de los policías municipales, ha habido más casos de ejecuciones al estilo del crimen organizado y sobre todo últimamente ha habido secuestro de niñ@s los cuales han quedado sin atender oportunamente, sobre todo en las colonias El Jaral, Peñitas y Lomas de San Miguel.

Así mismo, recientemente vecinos de Atizapán de Zaragoza cerraron unas horas el carril que va en dirección de la autopista México-Querétaro hacia el Distrito Federal, el motivo decirle al gobierno municipal que ponga atención en cuanto al robo y al secuestro.

Es en éste contexto donde los asesores de Pedro Rodríguez, están tratando de posicionar de una manera poco efectiva y más ortodoxa propia de hace algunos años atrás, al actual Tesorero Leopoldo Corona Aguilar, con una estrategia poco efectiva, ya que están enviando cartas no personalizadas a las colonias donde se le invita al destinatario a pagar el predio ya que mencionan: “Su tranquilidad es lo más importante para nosotros”. Recordemos que en el municipio se está cobrando un excesivo impuesto predial y de agua. Él es la alternativa que tiene el actual alcalde para sucederlo en el puesto si es que el PAN logra reencaminar el camino a menos de un año de la elección, donde el PRI está más cerca en conseguir una vez más la alcaldía.

Bárbara Rodríguez, hija del alcalde también es la encargada de prestar su imagen al Consejo Cívico como su coordinadora general, el objetivo es tratar de posicionarse entre los atizapenses para quizá alcanzar la candidatura a la diputación local, misma que ostenta Ana Balderas, quien está en conflicto con Pedro y quien estará luchando por obtener la candidatura a la presidencia municipal. Bárbara es una muestra del nepotismo, influyentismo y amiguismo que existe en el municipio. Los militantes del PAN quizá tengan que tragarse su coraje ante tales decisiones, mismas que han hecho que haya muchas equivocaciones y que pocos las vean o las señalen.


Es una pena que se le engañe a los ciudadanos bajo el escondite de Asociaciones Civiles y de acciones de gobierno que más que ayudar a la población la perjudica, por un lado dejándolos sin patrimonio económico y por el otro, aumentando el capital del alcalde actual para la futura elección, ya que así lo hizo con Luminaria, el cual costó más de 27 millones de pesos y ante cabildo declaro Pedro Rodríguez que se había gastado 7 millones de pesos.

jueves, 11 de septiembre de 2014

PRD y su "elección" interna.



Las elecciones del PRD durante su jornada reprodujeron lo que en las elecciones federales, estatales y municipales sucede: compra y coacción del voto, afiliados que no aparecían en el padrón, golpeadores y demás artificios y artimañas, con la misma fauna funesta que cada elección aparece. Y eso sucedió en TODAS las expresiones PRDistas, que en los hechos no concuerda con su discurso de democracia, de pluralidad ni de su lema: "unidos y organizados: venceremos".

Con esto se ve un difícil escenario para este partido, a menos que como siempre juegue a ser el partido bisagra que siempre ha sido y en ocasiones el partido que por ser el que menos dinero recibe de la federación, se vende al partido dominante ya sea por la fuerza del dinero -en sus cúpulas y en sus bancadas- o por la coacción de campañas negras.

Con todo, se nota el nulo trabajo que hay y que también es un compromiso de los partidos, por fomentar la cultura política democrática, por fomentar la elección "racional" y por crear en nuestro país condiciones para tener una mejor ciudadanía y sobre todo una mejor praxis de los partidos políticos. Todos defendiendo lo poco o lo mediano que tienen, donde el ciudadano que se afilia solo sirve para satisfacer deseos de llegar a puestos, de mostrar musculo o de seguir engordando las carteras de políticos de mediano pelo y en la mayoría de los casos de bajo perfil, quienes son sátrapas de las colonias y municipios, neovirreyes que satisfacen sus egos buscando como lo diría Octavio Paz, "chingar" al otro; dejando de lado el beneficio de la población, misma que usan para mitines y en sus discursos del "futuro" del país.

Da tristeza tener ese nivel de partidos y más que los ciudadanos sigan en el marasmo de siempre, sin razonar su voto, con miedo y ciudadanos que se prestan para servir como golpeadores de otros, mostrando su ignorancia y pobreza en todos sentidos en que esos partidos nos tienen a la mayor parte de personas que vivimos en México.

Una vez más el PRD da de qué hablar, pero ojo, no sólo ese partido; desgraciadamente así se ve en los otros y hasta que el ciudadano no haga lo que le corresponda, seguiremos viendo esto sin que un Instituto Electoral, aunque cambie de nombre, vele por los derechos ciudadanos y mucho menos para hacer valer la democracia.

El PRD aparece ante sus militantes más conscientes y la opinión pública como un partido en el limbo, con más negativos en su imagen y en los hechos, que una verdadera opción de "izquierda" que vele por el interés general real.

En Atizapán de Zaragoza las cosas están igual de turbias, sucias y donde los cacicazgos se reafirman y no hay paso a la generación de nuevos cuadros, mucho menos la oportunidad para que los jóvenes participen y hagan el cambio generacional que los partidos necesitan.

Pobre de nuestro país, tan lejos de Dios y tan cerca de los partidos políticos.

lunes, 25 de agosto de 2014

EL PAN Y SUS CLAROSCUROS



La actual situación que vive el Partido Acción Nacional es un reflejo de la crisis que existe en su interior y parte también de la guerra sucia que se libra en pos del año electoral que viene el próximo año.

Por un lado se piensa y quizá sin equivocarse un poco, que lo que está sucediendo en el PAN es por la lucha y control del partido de parte de los bandos que claramente han salido a la luz aún antes de que Felipe Calderón saliera de la presidencia de la república, éstos son: los calderonistas y el ala de Gustavo Madero –quien refrendó la presidencia de ese partido político-. Se menciona que es fuego amigo, pero me parece que no es tanto, ya que si fuese cierto no me parece que éste partido le apueste a un desprestigio político-electoral en aras de reconquistar algunos puntos porcentuales en las encuestas de preferencias y sobre todo en su protagonismo como partido fuerte, ya que aunque varios políticos y analistas no le den muchas esperanzas a MORENA, éste recién creado partido político tiene una aceptación que ya quisieran los partidos políticos más pequeños y que vienen sobreviviendo por años en nuestra vida electoral. Además es una fuerza política que puede ser un peligro no tan importante, pero sí de cuidado para el blanquiazul.

Por otro lado, se piensa también que los videos en los que incriminan a funcionarios panistas y diputados y senadores, son resultado de la guerra entre partidos y más directamente señalando al PRI como responsable de tales ataques directos a la ya de por sí resquebrajada imagen del partido que en su ideología defiende la vida desde la concepción, le molesta que las mujeres usen minifaldas –hasta cuando han sido gobierno, las prohíben y definen el código de vestir de las empleadas-, defienden a la familia y las buenas costumbres, etc. Así como en el nivel municipal con el caso del municipio de Atizapán de Zaragoza, donde un video exhibe a un empleado de nivel medio del organismo de agua SAPASA, toqueteando a otra empleada del mismo organismo, quien no tiene problema alguno –según se muestra en el video- de ser manoseada por Juan Cedillo, nombre del funcionario en cuestión. Éste último asunto pudiera ser resultado de ajuste de cuentas entre empleados, quizá por poder, por la plaza o por orgullo, aún no sabemos.


Hablar de que factores externos estén dañando más la imagen del PAN es algo hasta cierto punto posible, quizá como la contraparte del pago que se les hizo a cada bancada en la Cámara de Diputados por la aprobación de las reformas estructurales, según información difundida por la Diputada del partido Movimiento Ciudadano, Zuleyma Huidobro y su coordinador Ricardo Monreal Ávila. Y si vemos que el PAN ya no es –no tanto- el compañero fiel y definitorio del PRI como se hizo notar desde 1988 con la elección donde resultó ganador Carlos Salinas de Gortari; ya que hoy día el PRI se hace acompañar por su satélite, el Partido Verde, un poco de Nueva Alianza y su maquinaria para manipular las mentes de otros legisladores llamados de izquierda quiénes con argumentos defienden sus decisiones y las propuestas que hace el gobierno de la república. En ese contexto me parece que el PAN está siendo desplazado y que estratégicamente ya no es tan importante para el PRI, pero sí importante a secas, para seguir forjando y legitimando acciones de gobierno; así como en algunos estados jugar a la alternancia política donde el control es bipartidista.
                     Video tomado de YouTube sobre caso del PAN

miércoles, 19 de febrero de 2014

LEGALIZACIÓN DE LA MARIHUANA, MÁS ALLÁ DE LA ASPIRACIÓN… (Opinión sobre la legalización de marihuana y la nueva #PolíticadeDrogas)


En el actual escenario político-social de México donde “la vanguardia” y la imagen aspiracional es constantemente perseguida por las clases media y alta del país, el tema de la legalización de marihuana podría tomarse sólo como una acción que nos lleve a codearnos con países primermundistas, como Holanda, Italia, Suiza, Alemania, Bélgica, España y Portugal, quienes en mayor o menor medida tienen una regulación de venta y consumo de esta sustancia (cabe mencionar que Holanda es considerado uno de los países más saludables y felices del mundo), o para darle gusto a un segmento de la población consumidora activa. La verdad es que va más allá de esto.

Asomándonos un poco más al tema y dejando de lado todos los prejuicios que podamos tener al respecto, nos encontramos entonces con cuatro pilares fundamentales para el análisis de esta posibilidad: SALUD, SEGURIDAD, ECONOMÍA y un posible DESARROLLO por el impacto, precisamente económico y psicológico, que generaría esta acción. Las preguntas a valorar entonces son: ¿Afecta o beneficia a la salud y bienestar de la sociedad? ¿Qué pasa con la seguridad de los ciudadanos, qué riesgos en la integridad o incremento en la funcionalidad del individuo-colectivo existen? ¿Cómo se vería reflejado en la economía del país? ¿Existiría mayor recurso para el desarrollo interno o no?... Partiendo de las interrogantes clave, ahora sí podemos abordar de mejor forma el análisis y consenso sobre la legalización de marihuana en nuestro país…

Comencemos entonces con el tema de SALUD… A pesar de que la marihuana es considerada la más benigna de las sustancias ilícitas, está emergiendo evidencia que muestra que hay algunos efectos secundarios negativos que afectan a la salud mental y física… El consumo diario y en altas dosis es dañino para los sistemas respiratorio, cardiaco, inmunológico y neuronal (este último con mayor fuerza en aquellos que comienzan su consumo a una edad temprana). Por otro lado, encontramos algunos de sus beneficios médicos comprobados como son:

1.       Para tratar las migrañas: Doctores han tratado y reportado más de 300.000 casos en California con marihuana medicinal. El 25 % de las mujeres y el 8% de los hombres han sufrido migrañas alguna vez en su vida.
2.       Retrasa el crecimiento tumoral. La Asociación contra el Cáncer ha encontrado que retrasa los tumores en pulmones, pechos y cerebro considerablemente.
3.       Atenúa síntomas de enfermedades crónicas. Como intestino irritado o síndrome de Crohn por ser útil contra las nauseas, dolor abdominal y diarrea. El THC se comercializa bajo la marca de Marinol desde 1989.
4.       Previene el alzheimer.
5.       Trata el glaucoma. Ayuda a bajar la presión intraocular.
6.       Previene dolores. Es relajante muscular y tiene propiedades antiespasmódicas.
7.       Ayuda en los trastornos ADD y ADHD. Es la perfecta alternativa al Ritalin para tratar desordenes sin los negativos efectos delos fármacos ADHD afecta al 4,1% de los adultos entre los 18 y 44 años.
8.       Puede tratar la arteriosclerosis múltiple. Para los efectos neurológicos y espasmos musculares causados por la enfermedad.
9.       Ayuda con el síndrome pre menstrual. Alivia los dolores. El 75% de las mujeres lo padecen.
10.   Ayuda a calmar con OCD y tourrette. Como en el caso de la arteriosclerosis Aproximadamente 3.3 millones OCD y 272.000 tourette lo padecen.

Sí, muchos dicen que afecta a la mente y su funcionamiento normal, pero yo me pregunto ¿y qué hacen los medios de comunicación masivos, el sistema educativo del país, la publicidad, Televisa y TV Azteca con sus telenovelas fantásticas, la pobre (si no nula) difusión y apoyos para potenciales talentos mexicanos intelectuales, deportistas y artistas en general que terminan desmotivados y psicológicamente dañados? Dejemos la hipocresía y de una vez por todas digamos, todos juntos y en voz alta, “Vivimos en una sociedad mentalmente distorsionada”. Seamos serios y miremos el hecho que en la actualidad es mentalmente saludable quien así lo quiera, en su bienestar individual y funcionamiento activo social.

Toda sustancia lleva inherente un riesgo para la salud humana en dosis excesivas, la marihuana también. No existe ninguna sustancia inocua en el mundo que no provoque daños en cantidades abusivas.

Observemos ahora el asunto de la SEGURIDAD ¿qué riesgos en la integridad o incremento en la funcionalidad del individuo-colectivo existen?... Primero aclaremos que actualmente existe el consumo ilegal de esta sustancia, por lo que, al no estar regulados su venta y consumo, el riesgo de que esté adulterada, que el consumo sea desmedido o que jóvenes menores de edad la consuman es mucho mayor que si estuvieran estas situaciones bajo “control”. Veámoslo así, legalizada o no se seguirá consumiendo, ahora entonces, ¿cuál es la mejor forma de consumirla?... Otro punto de gran importancia en cuanto a seguridad, con la legalización se daría un fuerte golpe al narcotráfico, no uno definitivo, para nada, pero si un paso importante.
Los benéficos ECONÓMICOS de su legalización aumentan los recursos del gobierno y eliminan gastos improductivos (priorización de la persecución de delitos), los cuales ayudarían a balancear el gasto público. Además permitiría mejorar las expectativas sobre la economía, lo que incrementaría la inversión y se alentaría el crecimiento económico. Sin embargo, los costos asociados pueden obstaculizar los efectos favorables al elevar el consumo, reducir la productividad y ampliar el gasto público en el sector salud y seguridad pública. Para evitar esto, el gobierno deberá regular el negocio e invertir en la prevención del consumo de drogas y rehabilitación de adictos, y de esta forma, los beneficios superarían a los costos. En caso contrario, es fútil su legalización, pues los costos superarían a los beneficios.

Sobre el DESARROLLO SOCIAL derivado de la acción de la legalización, podemos ahora poner en perspectiva los elementos que intervienen en el análisis y retratar el escenario que más se acerca a la realidad…  En materia de Salud sabemos que:

1.       La marihuana es considerada la más benigna de las sustancias ilícitas.
2.       En dosis excesivas toda sustancia lleva inherente un riesgo para la salud humana.
3.       Su consumo diario y en altas dosis es dañino para los sistemas respiratorio, cardiaco, inmunológico y neuronal (este último con mayor fuerza en aquellos que comienzan su consumo a una edad temprana)
4.       Para fines medicinales existen beneficios comprobados para tratar: Migrañas, Crecimiento Tumoral, Nauseas, Alzheimer, Glaucoma, Trastornos ADD y ADHD, Arteriosclerosis Múltiple, Síndrome Pre-Menstrual, OCD y Tourrette
5.       En la actualidad es mentalmente saludable quien así lo quiera, en su bienestar individual y funcionamiento activo social.
En materia de Seguridad sabemos que:
1.       Al no estar regulada su venta y consumo, el riesgo de que sea adulterada, que el consumo sea desmedido o que jóvenes menores de edad la consuman es mucho mayor que si estuvieran estas situaciones bajo “control”.
2.       Se daría un gran golpe al narcotráfico.
3.       Se priorizaría la persecución de delitos más serios.
En materia de Economía sabemos que:
1.       La legalización de marihuana aumentaría los recursos del gobierno y eliminaría gastos improductivos (priorización de la persecución de delitos).
2.       Ayudaría a balancear el gasto público.
3.       Permitiría mejorar las expectativas sobre la economía.
4.       Incrementaría la inversión y se alentaría el crecimiento económico.
5.       Los costos asociados pueden obstaculizar los efectos favorables al elevar el consumo.
6.       El gobierno deberá regular el negocio e invertir en la prevención del consumo de drogas y rehabilitación de adictos, y de esta forma, los beneficios superarían a los costos. En caso contrario, es fútil su legalización, pues los costos superarían a los beneficios.

En conclusión y valorando los pros y contras, puedo decir que la regularización y legalización de la marihuana es, más allá que una imagen primermundista y aspiracional, una acción que impactaría de forma positiva en nuestra sociedad; La prevención del consumo, el tratamiento para ciertos problemas de salud, el control de la calidad del producto, el golpe al narcotráfico, el incremento de la inversión y crecimiento económico son hecho contundentes para permitir y alentar que esta acción suceda ya… Varios de estos puntos si no es que todos son los citados en la iniciativa presentada por el Diputados a la Asamblea del DF Vidal Llerenas hace unos días, y bueno, en mi opinión es una interesante iniciativa, #PolíticadeDrogas innovadora y hasta conciliadora. ¿Ustedes qué opinan?



Más allá del prejuicio, Vidal Llerenas propone un interesante modelo para la regularización de la marihuana en México

jueves, 5 de diciembre de 2013

La nueva forma de hacer política (2da Parte)



Además de lo anteriormente señalado, la nueva forma de hacer política tiene que ir acompañada de una ciudadanía consciente que antes de elegir, este realmente convencida de programas de gobierno, del perfil del candidato, de la gente que le rodea –al candidato-; en suma, su decisión debe ser integral. De nada sirve votar por una persona, si al final eso no nos exime de los vicios que todos conocemos.

Entrando en este punto, los votos obtenidos por cada candidato o postulante deben ser legítimos con todo lo que decíamos en el párrafo anterior, ya que de nada sirve tener un voto vólatil, es decir, que hoy vote por nosotros a cambio de una despensa, aparatos electrodomésticos, celulares, tabletas electrónicas, etc; y mañana no este “comprometido” en brindarnos su “apoyo”.

En este sentido, entramos quizá a un debate filosófico posiblemente acerca de si es bueno o qué tan bueno sería que el voto fuese informado, razonado y nada condicionado. Donde militantes, ciudadanos sin partido, ni simpatizantes elijan sin temor o sin pagar favores ó por obligación.

Sobre el tema del militante es distinto, ya que por pertenecer a un partido seria “natural” que vote por su organización, por sus candidatos y no precisamente por un proyecto de gobierno o de partido; es más, sin pensar ni titubear, ellos eligen – quizá a veces- alineándose y en contra de su líder carismático. Aunque no por ello, no deja de ser una elección competida.

Ese tipo de voto lo encontramos en el partido, al interior de éste.

Por otro lado, en elecciones abiertas, realmente hay una competencia entre programas, proyectos y grupos donde no solo debería ganar el mejor candidato, si no el proyecto, el grupo y la mayoría de ciudadanos que le dan el triunfo.

Si se votara de esa manera, realmente se podría hablar de democracia en sentido amplío, si el ciudadano estuviera informado medianamente, tomaría de manera distinta sus decisiones y quizá se haría mejor uso de la comunicación política.

Aunado a ello, la nueva forma de hacer política tiene que ir más allá de la gestión, tanto en liderazgos municipales, estatales y federales – incluso más allá del COPACI ó Consejos Vecinales-.
La nueva forma de hacer política se definiría por la obligación que tienen los partidos de difundir la cultura política de la participación, no solo con gestiones – que sería asistencialismo puro y se entiende como “ayudar”. Por ejemplo, la persona que no puede cruzar la calle, quizá por una dificultad física en su pierna que lo haga cojear y llevarlo del brazo al otro extremo de la acera-. Lo contrario y deseable sería brindarle el conocimiento del contexto, es decir, explicarle que él puede cruzar cuando el semáforo esté en verde para el paso peatonal, que debe cruzar por las líneas en el asfalto, que lo debe hacer con confianza y paso firme, que hay normas para el transeúnte y para el que maneja su automóvil, etc. Ese tipo de información en cada contexto haría que las personas o ciudadanos tuvieran mayor y mejor conciencia de lo que ellos mismos pueden hacer en el caso de la gestión a su favor y por otro lado, la nueva forma de hacer política debe ir por el lado de crear, difundir y hacer partícipe al ciudadano de la cultura; no sólo de las actividades artísticas, si no también, la cultura ecológica, vial, ciudadana, social, económica, política.

Los puntos anteriores serían el objetivo de la nueva forma de hacer política, sería la palabra en acción.

Mientras más personas autodidactas y con conciencia se den cuenta de ello, de estar informados; mientras las Asociaciones de Vecinos, COPACIs, Asociaciones Políticas y Partidos Políticos; el mismo gobierno vean lo mismo y sobre todo, vean por esa OBLIGACIÓN, México cambiaría de una manera que no hemos imaginado aún.

HOY la clave de todo es la voluntad moral, social y política de la clase gobernante y de las personas dedicadas 90% ó 100% a la actividad política.

Esos son los elementos para una nueva forma de hacer política.


Luis Reyes Sociólogo, especialista en Comunicación Política y Marketing Político.

miércoles, 6 de noviembre de 2013

Escenarios políticos en Atizapán de Zaragoza




A medida que va avanzando la administración panista en Atizapán de Zaragoza, se van vislumbrando algunos escenarios políticos para las elecciones que vienen en 2015, las cuales parece que se están previendo negativas para el partido que hoy detenta el poder en el municipio, puesto que a todas luces es un gobierno populista, sin acciones de gobierno efectivas.

Dicho gobierno se ha preocupado por hacer uso de la comunicación política, informando de los “logros y acciones” que ha llevado a cabo por el municipio, como eventos donde contrata a artistas destacados del país –gastos que no menciona en sus audiencias públicas y que se mantienen en opacidad- , eventos deportivos donde fomenta la cultura y el deporte (los cuales sirven solo para que las familias se distraigan viendo a otros hacer ese deporte y mostrando actividades artísticas; donde no se cumple para nada el compromiso de dotar a la población de las herramientas para apropiarse de las actividades y donde el ciudadano participe de ellas y en ellas, compromiso que tiene el gobierno para hacer que sus gobernados tengan una mejor calidad de vida) y sin dejar de lado el festival de las artes “Luminaria” (festival importante dentro del municipio, pero donde erogó la cantidad de 5 millones y medio de pesos, los cuales servirían para reforzar programas sociales y poner en marcha otros donde de verdad se atienda a las familias atizapenses o a los jóvenes que por diversas causas han caído en la adicción a las drogas o en otros problemas sociales).

No es malo que se tengan este tipo de actividades descritas, pues es parte de lo que se debe hacer; lo que no es bueno es que se esté haciendo esto en un municipio importante, tanto industrialmente hablando como políticamente. No es posible que con esas actividades, el gobierno esconda su inoperancia en temas torales como la seguridad pública, donde tiene una deuda con la ciudadanía en temas como el secuestro, los homicidios como el caso de la zona esmeralda, la aparición de personas ejecutadas al estilo del narcotráfico y del crimen organizado; también tiene una deuda al no tocar el tema de la pasada administración priista donde se habla de fraudes, corrupción y nepotismo por parte de David Castañeda, así mismo no hay una política pública destinada a abatir o combatir la violencia intrafamiliar y hacia la mujer, no hay una estrategia clara para trabajar de la mano de la sociedad atizapense.

El contexto es difícil y como tal la retención de la alcaldía en la próxima elección. En ese sentido, el PRI está con más posibilidades de poder ganar nuevamente esa posición ya que están trabajando como siempre en el municipio y están dando resultados y eso, se traduce en simpatías y éstas en votos que seguramente les darán el triunfo.

Por otro lado, está el PRD un partido que a nivel nacional está dando una imagen contaría a lo que pretenden ser. Y es que con la aprobación del dictamen de la Reforma Hacendaria han contribuido a la marginación de las minorías y su economía. A nivel municipal está más que partido y no se ven consensos que les vayan a permitir hacer un mejor papel que en otras ocasiones, siempre sirviendo al poder en turno o al partido que se ve que tiene mejores posibilidades para aliarse con él y sacar dividendos políticos y económicos; actuando como un partido bisagra que se preocupa por mantenerse. Y si a eso le sumamos la imagen que tienen de haberle dado la espalda a AMLO en su lucha, peor.

Hoy el PRD tiene la oportunidad histórica de sacudirse el lastre de la imagen y significado de López Obrador, ya que se enfrentarán con su propio trabajo para darse cuenta lo que significan en el imaginario de la ciudadanía traducido en votos, ya sin el efecto del “mesías tropical”.

Es así como se van clarificando las cosas en Atizapán que por supuesto nada es seguro, ya que las piezas se pueden mover de distintas maneras, por lo pronto así se ven y así actúan.

Hasta el próximo comentario.

 

miércoles, 26 de junio de 2013

La Nueva Forma de Hacer Política


*Este es la primera parte de un ensayo más extenso que iré subiendo en próximos días acerca de un tema muy importante en todos los niveles de la política.
*Obviamente se espera lo mismo de MORENA.


En los últimos doce años en México, hemos visto lo que han hecho políticos como Andrés Manuel López Obrador, Marcelo Ebrard, Vicente Fox, Felipe Calderón; además de Enrique Peña Nieto, Manlio Fabio Beltrones, Eruviel Ávila, Juan Sabines, Rodrigo Medina, Emilio González Márquez y un largo etcétera. Políticos que han intentado en los hechos y desde el discurso, posicionarse como políticos de nuevas generaciones que gobiernan de una manera eficaz, cercana al ciudadano – en el contexto democrático de tomar decisiones con el ciudadano y dándole cuentas a éste- y sobre todo poniendo énfasis en el desarrollo de la infraestructura que hace falta o complementa las ciudades; claro, sin dejar de lado el avance tecnológico.

A todo esto, le han dado en llamar y muchos lo quieren significar como “una nueva forma de hacer política”, lo cual es necesario desmenuzar antes de seguir usando tal adjetivo, ya que es peligroso el utilizar tal palabra cuando en los hechos aún se viven prácticas antidemocráticas e instalación y puesta en marcha de políticas públicas antipopulares llenas de autoritarismo y en algunos casos de toques fascistas y antiétnicas.

Pero ¿cómo debe ser esa nueva forma de hacer política en México, cuando la clase política vive enquistada en una cultura política que ella misma inventó y desarrolló desde principios del siglo XX y subsiste hasta nuestros días, pese a las voces que alientan una democracia consolidada en nuestro país? Y es que el contexto histórico en el que se creó el Partido Revolucionario Institucional, llevó a buscar que las masas fueran corporativizadas en una institución que les enseñó a recibir pasivamente lo que los dirigentes les quisieran dar en todos sentidos y desde ahí se fue creando en el proto ciudadano la idea de que la política y los políticos deben de “dar” algo porque el pueblo o simpatizantes apoyan incondicionalmente para que después sean recompensados con migajas de un poder que se tiene y se ejerce a cuentagotas para ellos, pero que en la élite que domina se usa de manera hasta hiriente y ofensiva en ellos mismos.

Nuestra historia política siempre ha sido de luchas, la lucha de un grupo contra otro por estar y ostentar el poder, en cierto sentido así es la política, lucha de grupos antagónicos, de sus proyectos o entre sus proyectos para lograr llevarlos a cabo una vez que están en la posición máxima de tomar decisiones y afectar de manera positiva o negativa el presente y sobre todo el futuro de un país, un estado o un municipio. Sin embargo, esas luchas han sido en su mayor parte, luchas de personas y seguidores, no confrontaciones de ideas, de proyectos bien definidos, mismos que a veces quedan cortos ante la fascinación que genera estar en el poder, desde el cual todo se puede y lo que no se puede se compra, se copta o se quita del camino.

Pero esa nueva forma de hacer política no va sola, va acompañada de otro poder que en nuestro país es un poder real y que muchas veces ha puesto en jaque al sistema político y en otras lo ha arrodillado completamente para cumplir sus caprichos: los medios de difusión. Una nueva forma de hacer política tiene que saber convivir con los medios, sin dejarlos pasar esa barrera transparente y muy delgada de la cosa pública; donde los medios imponen la agenda política a partir de sucesos verídicos o no, de la realidad social, económica y política del país o de la localidad en la que se halle. Hoy en día diversos ejemplos en todos los niveles no hacen constar que los medios de difusión son un factor muy importante del ejercicio del poder y de la aspiración al poder público. 

El político que quiera ser parte de esa generación de nuevos políticos y de hacer la política debe convivir como lo mencionaba anteriormente y no sólo eso, sino que también necesita ejercer su poder y hacer valer la máxima de que el poder político está por encima de cualquier otro poder –clero, medios, élites, grupos de presión, sectas o crimen organizado-, así mismo, tener valores democráticos y ejercerlos.

No basta con usar la comunicación política sin ton ni son, sin estrategia y solo por querer estar a la orden del día dando a conocer que si se pintó una calle o que si fue el día de la Santa Cruz y mucho menos cuántos juguetes entregamos a tal o cual grupo. La comunicación Política debe dar cuenta al ciudadano en qué se gastan los impuestos que paga y sobre todo dar a conocer que se va avanzando, no que se sigue cooptando a las personas de la misma manera que hace cien años, dándoles poco, mostrándoles lo que pueden tener sin dárselos todo y jugando con ellos. A estas alturas de desarrollo mundial, lo que se debe ver es la ejecución que deben hacer los partidos políticos en la praxis, es decir, cumplir con educar a la población con valores democráticos y prácticas democráticas, de llevarles educación en un sentido amplio para poder ayudar a cambiar las cosas, la realidad de las personas; para llevarlas a pensar por sí mismas, para que ellas se den cuenta de lo que uno u otro partido representan, de darles la oportunidad o el beneficio de la duda, de castigarlos o premiarlos, de darle seguimiento a tal o cual programa o política pública, de ejercer de manera efectiva y eficaz el dinero que el Estado les otorga para sus actividades políticas.

Quizá esto puede sonar utópico, pero en la realidad no lo es, solo lo que hace falta es algo muy sencillo: voluntad política.
 

A todo esto, lo que representaría una nueva forma de hacer política sería realmente hacer lo que han dejado de hacer los partidos políticos y los políticos, es decir, hacer realidad la teoría y los discursos de los partidos y las personas que los componen, no hay que inventar para parecer nuevo, hay que ser y sobre todo hay que ejercer lo que se dice y se olvida.

2 de Octubre No Se Olvida

2 de Octubre No Se Olvida
Lee el articulo completo al dar clik en la imagen.